Cómo eliminar la cal incrustada de la griferia de tu baño o cocina

Cómo eliminar la cal incrustada de la griferia de tu baño o cocina

La cal es uno de los problemas más comunes que nos solemos encontrar a la hora de realizar una limpieza exhaustiva de todas las estancias del hogar. Las manchas blancas de cal suelen localizarse en mayor medida en la grifería de cuartos de baño y la cocina y son provocadas por el paso de aguas duras que dejan un residuo que acaban acumulándose. Estos residuos de cal acaban por dejar tus brillos opacos, con aspecto sucio y desatendido.

Alternativas naturales para eliminar la cal de tus grifos

Existe una gran variedad de productos dedicados a la limpieza de la cal, pero son productos comerciales que pueden ser agresivos con tu grifería o tener un precio elevado, por ello hoy te traemos algunas alternativas económicas, naturales e infalibles para eliminar la cal.

  • El limón

    El más sencillo de los trucos, si frotamos con esmero 1/2 limón por las zonas afectadas persistiendo en aquellas que más acumulación presenta, al momento verás como la cal remite y el brillo reaparece. Existen también una alternativa al limón: el vinagre blanco puro, puedes aplicar la cantidad que creas necesaria en un trapo limpio y frotar hasta conseguir el resultado deseado.

  • Vinagre blanco y Bicarbonato de Sodio

    Pese a que este truco está orientado a la eliminación de suciedad y el sarro también nos puede ayudar con la cal, esta mezcla es ideal para la limpieza de las alcachofas de la ducha o los grifos. La mezcla de ambos ingredientes combinan sus propiedades para quitar las manchas de cal, eliminar el sarro y tiene un potente poder antifúngico. La gran diferencia con otros métodos es que no es necesario frotar con ningún paño o cepillo, si no que su efecto se consigue al dejar en remojo la zona a atacar.

    Su preparación es sencilla: mezcla 1/3 de taza de bicarbonato de sodio y una taza de vinagre blanco en un recipiente, déjalo reposar unos segundos hasta que el efecto efervescente disminuya y vierte la mezcla en un bolsa. A continuación, asegura la bolsa con una coma fuerte o un alambre engomado de modo que quede firme alrededor de la superficie que quieres limpiar. Deja que actúe durante toda la noche o como mínimo cuatro horas.

  • Sal Gruesa

    Utilizando la sal gruesa tenemos otro método en el que no hay que frotar, pero es una fantástica alternativa para eliminar la suciedad y las manchas. Lo mejor para potenciar el efecto es mezclarlo con vinagre blanco y así combinar las cualidades de ambos. El modo de utilizarlo sería mezclar la sal y el vinagre formando una pasta, aplicándola en la superficie y dejarla reposar unos diez minutos. Al terminar, enjuaga con agua tibia y seca con un trapo limpio.

Último recurso

Si estamos ante un grifo con cal rebelde y nuestras alternativas naturales han fallado nuestra última carta es el salfumán. Cabe mencionar que este producto es un potente químico que se debe manipular con sumo cuidado y precaución. El primer paso es desmontar el grifo, obteniendo únicamente las partes metálicas de este y apartando las de plástico u otro material, ya que estas podrían dañarse por el producto. Vierte el salfumán en un recipiente en cantidad suficiente como para cubrir las partes metálicas del grifo e introducelas durante un par o tres de minutos. Una vez pasado este tiempo, retira las partes a tratar y desecha el salfumán con cuidado, tirándolo por el inodoro, y enjuaga las piezas para volver a montarlas.

A parte de todos estos consejos lo recomendable es dedicar en tu rutina de limpieza a fondo general unos minutos a la limpieza en profundidad en zonas donde la cal podría aparecer, así previenes la aparición de esta y facilita su limpieza. Como consejos finales recuerda llevar puestos los guantes de goma para proteger tus manos de los efectos irritantes de los productos que puedas utilizar. jamás mezcles el vinagre con el zumo de limón u otros productos estos podría llevar a que se generarán gases tóxicos y perjudiciales para tu salud.

Esperamos que con estos consejos mantengas a la cal alejada de tu vida durante una buena temporada, lo importante es ser constante en la limpieza y el mantenimiento ahorrando muchísimos problemas, quebraderos de cabeza y largas jornadas de limpieza.